Carmenpachecocano’s Weblog

EVOLUCION HISTORICA

ETAPA DOMESTICA

Desde tiempos remotos ha existido la profesión de Enfermería, no tan sólidamente estructurada ni legalmente respaldada como en la actualidad y ha evolucionado a través de los tiempos al ritmo de la humanidad misma y por el espíritu incansable de los pioneros en esta profesión que la visionaron como toda una profesión.

Desde los tiempos pre-históricos el rol de la mujer ha sido fundamental y decisivo en el desarrollo de la práctica de la enfermería; de manera empírica a la mujer se le reconoce como la primera cuidadora en las comunidades antiguas en las que claramente se definían los roles al interior de las tribus, el hombre se dedicaba a la caza y a la elaboración de herramientas que le permitieran sobrevivir ante las agresiones del medio y la mujer se dedicaba al cuidado de los hijos y a las labores domésticas menores.

Guiada más por su instinto maternal que por formación académica y/o científica la mujer usaba sus manos para impartir caricias, las pieles de los animales cazados para dar abrigo, los cocimientos de hierbas como infusiones medicinales, las grasas de los mismos animales como base para ungüentos y pomadas, el agua para practicar higiene y sobre todo el don innato de querer preservar lo suyo: la familia, convirtiendo éstas prácticas rudimentarias en los precursores de los cuidados de enfermería. A esta etapa se le conoce como etapa doméstica de los cuidados por ser la mujer el epicentro de los cuidados en cada hogar.

Con el transcurrir de los tiempos las familias se organizaron en clanes, luego en tribus y dejaron de ser nómadas para volverse sedentarios y conformar las primeras comunidades organizadas en la pre-historia, al estar organizados en comunidades más estructuradas debían poseer un líder o figura de autoridad, generalmente se escogía al más viejo de la tribu o a alguien con “facultades especiales”, es así como aparece la segunda figura del cuidador en la prehistoria.

Dicha figura va a empezar a desarrollar un papel fundamental ya que va a ser reconocida como autoridad por el tipo de prácticas que realiza: El chamán o brujo; generalmente era designado por una señal en particular que lo hacía sobresalir entre el grupo, habitualmente una tara o defecto físico (tuerto, jorobado, etc.); los poderes sobrenaturales que se le conferían al chamán o brujo estaban directamente relacionados con el tipo de pensamiento de la época: el pensamiento mágico – religioso.

Bajo este pensamiento concebían la enfermedad como un castigo de los dioses (pensamiento politeísta) por un pecado o mala acción cometida y no necesariamente se daba el castigo en quien cometía la falta sino que su descendencia podía verse afectada por tal castigo divino. Al igual que la primera cuidadora: la mujer, el chamán se valía de la naturaleza para preparar sus pócimas, infusiones, pomadas y rituales. Se valían de un cabello del enfermo, una prenda de vestir y de las condiciones del clima para realizar rituales de sanación; Por ejemplo, debajo de un árbol con huesos de animales, el cabello de un enfermo en la noche bajo la luna llena para pedirle a ella por la recuperación del enfermo.

Cuando el brujo o chamán sentía que iba a morir, por estar viejo o por algún mal incurable, al igual que la madre cuidadora, transmitía sus conocimientos a uno de sus descendientes de forma oral, guiándolos sobre los procedimientos a realizar en cada caso y los rezos, rituales y brebajes acordes a la situación.

CIVILIZACIONES ANTIGUAS

Los diferentes pueblos desarrollaron una cultura que los caracterizó y por ende los cuidados en relación a la salud y a la enfermedad.

Los mesopotámicos creían que la humanidad vivía en un estado de salud y felicidad, en un paraíso donde existían ocho frutos diferentes. Entre estas frutas había una prohibida llamada cassia, que no se podía comer. La transgresión de esta ley, de tipo cívico-moral, era castigada con la enfermedad. La enfermedad, por tanto, tenía un carácter punitivo como en los pueblos primitivos. Describieron la enfermedad con el nombre de shertu, al igual que al castigo y la mancha. La historia de Babilonia hace escasa mención de los cuidados como ocupación independiente, sin embargo, los escritos a menudo citan prácticas que se podrían asociar con éstos. Probablemente, el cuidador babilónico era un sirviente doméstico o un esclavo, cualquiera que fuese su sexo. No obstante, existen relatos de más de cría, parteras o cuidadoras de niños que tenían un gran apego a su trabajo.

De la misma forma que en los pueblos primitivos, el diagnóstico se efectuaba a través del conocimiento de la transgresión hecha o el pecado cometido. El pronóstico dependía igualmente de la gravedad de la falta.
Una vez pronosticada la enfermedad, si ésta se consideraba mortal no se intervenía, pues suponía actuar en contra de los designios de los dioses. En cambio, si se consideraba la enfermedad leve, se intervenía con oraciones y sacrificios (ofrecimiento de animales, principalmente el cordero).

La magia fundamental y muy frecuente, siempre iba acompañada de oraciones y rituales; como en los pueblos primitivos utilizaron conocimientos para remediar la enfermedad, basados en cirugía, fármacos y fisioterapia: masajes. Utilizaban recursos de los tres reinos, siendo los más frecuentes los del vegetal. Se han descrito hasta doscientos diferentes, administrados en forma de infusión, tisanas, etc.

Los hebreos fueron excelentes escritores de narraciones históricas, que nos han llegado recopiladas principalmente en el Antiguo Testamento;
los hebreos abrazaron la religión monoteísta y una filosofía vital teocéntrica, en la que Jehová era la fuente de todo poder y responsable de la salud y la enfermedad. Esta última sobrevenía como castigo por un estado de impureza del espíritu. La creencia de los hebreos de que todo el poder sobre la vida y la muerte estaba en manos de Jehová hizo que Dios se convirtiera en la fuente de salud y que ésta se podía conservar manteniéndose puro ante el señor. La visita a los enfermos era una característica importante de la vida cotidiana, al tiempo que una obligación. En conjunto, los hebreos lograron avances en la práctica de la higiene, el saneamiento y la prevención sistemática y organizada de las enfermedades; Se desconoce si había cuidadores en estas instituciones, verdaderas predecesoras de las posadas y los hospitales modernos.

El pueblo egipcio, como el resto de las civilizaciones arcaicas, creía que la salud y la enfermedad eran designio de los dioses, dando de este modo un carácter sobrenatural a estos aspectos. La asistencia sanitaria egipcia fue paralelamente mística y empírica, haciéndose evidente la existencia de dos grupos que se ocupaban al mismo tiempo de los enfermos, aunque de distintas formas;
Los médicos alcanzaron un alto nivel de especialización y cada uno trataba un único trastorno y nada más, por lo que Egipto rebosó de médicos técnicos.

Los médicos constituían una casta con particulares atribuciones y a menudo se les concedían títulos que compartían con los sacerdotes. La posición de la mujer en el Antiguo Egipto más elevada que en otros países orientales, disfrutando de una considerable libertad y dignidad, y ocupando en su propio hogar una posición de autoridad.

Es probable que los cuidados fueran la principal responsabilidad de la madre o las hijas en la casa. Además, los médicos del Antiguo Egipto no practicaban la obstetricia, campo que se dejaba completamente en manos de las parteras. Las amas de cría eran contratadas para amamantar a los recién nacidos durante unos seis meses aproximadamente.

Los griegos cultivaron la filosofía y las artes. Fueron profundamente religiosos, con muchos mitos y dioses, a los que los textos clásicos atribuyen caracteres casi humanos. Practicaban ritos religiosos, oraciones, etc., y como en Mesopotamia, el templo fue muy importante. El dios principal, Asclepio, es el dios griego de la Medicina (en el mundo romano Incubatio). En Grecia, los cuidados de la salud eran practicados por diferentes grupos, todos ellos elaboraron un concepto de enfermedad de forma racional, despreciando las creencias, poderes y saberes sobrenaturales y considerando solamente la intelectualidad; entre las figuras que se destacan encontramos a esclavos, cirujanos, médicos técnicos, parteras.

ETAPA VOCACIONAL

La Etapa Vocacional comprende el inicio del Mundo Cristiano, la Edad Media y el Mundo Moderno (siglos XVI, XVII y XVIII).  El calificativo vocacional se asocia con el nacimiento de la religión cristiana: el enfermo, el que sufre, es un elegido de Dios y, quien lo cuida, también se consagra a él.  En esta época, los conocimientos teóricos eran casi inexistentes y los procedimientos aplicados muy rudimentarios.  Lo importante era la actitud mostrada, centrada en la caridad, la sumisión, la religiosidad y la obediencia.

ETAPA TECNICA

La Etapa Técnica  engloba el Mundo Contemporáneo (siglos XIX y XX), haciendo especial hincapié en la nueva concepción de la enfermería y en el inicio de la profesionalización del cuidado.  La salud ya no se entiende como una gracia de Dios, sino como el fruto de la lucha contra la enfermedad.  El gran desarrollo científico y tecnológico de este periodo propicia la aparición de un personal que asumirá algunas de las tareas que hasta entonces realizaban los médicos.  Por otro lado, la separación de los poderes religioso y político, permite el inicio de la profesionalización.

ETAPA PROFESIONAL

La Etapa Profesional, por último, aborda cómo se ha desarrollado y consolidado la profesionalización de los cuidados, centrándose posteriormente en el campo de actuación y en la disciplina enfermera en el momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Comentarios recientes

paola rodriguez en CARMEN CECILIA PACHECO CA…
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: